FBI asegura que el hackeo a Sony fue tan sofisticado que habría penetrado a casi cualquier otra empresa

Posted on Actualizado enn

No cabe duda de que el ataque a Sony es la peor pesadilla de cualquier empresa. La compañía fue la única víctima, los hackers sabían por lo que iban y nada más. El suceso fue cuidadosamente planeado y coordinado por un grupo muy bien organizado y, según Joseph Demarest, subdirector de la división cibernética de la FBI, el malware que afectó a Sony era tan sofisticado que habría podido penetrar 90% de los sistemas de defensa disponibles para las compañías.

“El nivel de sofisticación es extremadamente alto, y podemos decir que los hackers están bien organizados y, desde luego, son persistentes”, comentó Demarest, quien añadió que el malware de Guardians of Peace (GOP) pudo haber retado incluso hasta al gobierno estatal.

La declaración se dio ante el Congreso y bajo juramento, pero otros expertos en seguridad están en desacuerdo, y explican que comentarios apologéticos como éste podrían dar lugar a Sony para que se excuse del mal manejo de su información sensible. Como bien se dice en la industria, no todos los fallos de seguridad son prevenibles, pero sí la información que los hackers pueden obtener.

Aunque parezca broma, una de las razones tras el ataque es exigir que Sony retire la película The Interview. Entre los más de 100 GB de datos robados estaban películas que aún no se estrenan, pero más importante aún fueron los datos personales de los empleados, los cuales se usaron —al menos hasta ahora— para amenazarlos junto con sus familias.

Para finalizar, otra de las quejas de los profesionales de seguridad ante comentarios como el de Demarest es que ni siquiera Sony ha especificado qué detalles hacen que este malware no tenga precedentes.

Anuncios