Los grandes fracasos y desilusiones Android del año 2014

Posted on Actualizado enn

2014 ha sido un año muy importante en lo referente a Android. Hemos visto crecer al sistema operativo de Google de forma imparable hasta alcanzar el puesto número uno; lo hemos visto competir en términos de calidad contra la mismísima Apple y su buen iOS; hemos sido testigos de increíbles dispositivos como los Motorola –gama media para todos– o los cada vez más competitivos terminales chinos, aunque por supuesto 2014 también ha sido un año de sombras.

Sombras porque han existido ciertos hechos que es mejor olvidar; porque Android no ha sido todo lo perfecto que se podía esperar; y porque no todas las marcas han sabido aprovechar lo que Android les ofrecía. Por eso, aprovechando que nuestros compañeros de Xombit han sacado un magnífico artículo señalando los fracasos tecnológicos de este 2014, nosotros queremos hacer lo mismo con las cinco desilusiones del 2014 en lo referente a Android.

Nokia y sus teléfonos con Android

Enfrentados por el Nokia X

Fue una de las noticias del año. La increíble y querida por todos nosotros Nokia, iba a lanzar una serie de terminales basados en el sistema operativo de Android. Sólo con imaginarnos la calidad con la que Nokia dota a sus terminales, y Android corriendo por dentro de estos dispositivos, nos imaginábamos un éxito de ventas, algo que no fue así.

Nokia lanzó al mercado tres dispositivos, el Nokia X, el Nokia X+ y el Nokia XL, tres teléfonos modestos en cuanto a características y precios que no terminaron de cuajar en el mercado. ¿La razón? Sencilla, decidieron no tener nada que ver con Google –teléfonos sin Google Apps– y sacaron una interfaz híbrida entre Android y Windows Phone que no gustó a casi nadie.

Además de esto, la competencia en este sector del mercado empezaba a ser brutal, con marcas como bq o Motorola copando las gamas bajas y media con dispositivos de muy buena calidad y corriendo Android Puro. Poco tiempo después, Nokia anunciaba que dejaba de distribuir estos “terminales”.

Samsung y sus malas noticias

predicciones de Samsung para 2015

Somos conscientes de que Samsung ha lanzado al mercado el que posiblemente es el mejor teléfono del 2014, el Samsung Galaxy Note 4, pero no podemos obviar que ha sido un año duro para la marca coreana.

En primer lugar porque las ventas no le han ido nada bien al gigante coreano; en segundo lugar porque ha mareado al usuario, lanzando una infinidad de dispositivos bastante limitados y sin soporte que no hacían nada más que acrecentar la falsa idea de que Android no vale nada en terminales de gama media y baja; en tercer lugar porque debido a sus ventas ha tenido que despedir y reestructurar a gran parte de su plantilla; y por último, se diga lo que se diga, TouchWiz no es la mejor capa de personalización que un dispositivo puede tener.

Android Wear, un sistema algo verde

Trello llega a Android Wear

La idea de disponer de relojes con Android era bastante atractiva. El tener todas nuestras notificaciones accesibles sin necesidad de sacar el teléfono del bolsillo era algo bastante interesante, además, el poder usar varias de las aplicaciones que usamos en el día a día desde nuestra muñeca no parecía mala idea. Como se suele decir, la teoría era perfecta, pero la práctica no del todo.

Android Wear está demasiado verde, necesita madurar. Además, las marcas no han logrado explotar satisfactoriamente todo lo que este sistema operativo podía ofrecer, sacando dispositivos bastante horteras que no sentaban nada bien en la muñeca –sólo se salva de la quema el Motorola Moto 360–. Si a lo limitado que se encuentra el sistema operativo en la actualidad –repetimos, necesita tiempo– le sumamos la poca autonomía que tienen estos relojes –que nos obliga a cargarlo todos los días–, llegamos a la conclusión de que Android Wear es a día de hoy poco práctico y útil. Y por supuesto, no nos podemos olvidar los altos precios que estos gadgets todavía tienen…

Android 5.0 Lollipop, las prisas nunca fueron buenas

Lollipop

Todos esperábamos Android 5.0 Lollipop como el niño que espera los regalos de los Reyes Magos. Una actualización que nos haría olvidar todo lo bueno que ha hecho KitKat en nuestros dispositivos, gracias a una mejora funcional en todos los aspectos además de una interfaz nueva realmente bonita.

Android 5.0 no ha sido un fracaso pero si una desilusión. En principio porque de momento sólo unos pocos elegidos lo tienen de forma oficial, también porque lejos de mejorar, la versión de la piruleta ha traído consigo varios errores que han hecho que Google tuviese que sacar nuevas actualizaciones de forma prematura.

Esperemos que para principios de 2015, Android 5.0 ya se haya extendido en gran parte de los dispositivos actuales, y que por fin podamos disfrutar de un sistema operativo estable y sin ningún problema de uso.

Nexus 6, el tamaño sí importa

Parte trasera del Google Nexus 6

Una de las grandes desilusiones del 2014. El siempre tan esperado teléfono de Google volvía al mercado después del éxito de sus predecesores Nexus 4 y Nexus 5. El Nexus 6 venía de la mano de Motorola, una de las mejores empresas del año, y sobre el papel contaba con unas especificaciones que le quitaban el hipo a más de uno.

Su lanzamiento y primeras impresiones fueron algo descafeinadas. En Andro4all ya hicimos un completo análisis, el Nexus 6 es un buen teléfono que no enamora. Su alto precio –lo contrario que el Nexus 4 y 5–, su gran tamaño de pantalla que le hace poco manejable, y ciertos problemas que no deberían permitirse en un tope de gama –tanto de software como estéticos–, han hecho que el teléfono de Google fabricado por Motorola sea una de las desilusiones de este año.

Estos son nuestros fracasos y desilusiones del 2014, seguramente vosotros tengáis otros, por lo que desde Andro4all nos encantaría que nos los indicarais en los comentarios, y de paso si los que os hemos señalado nos os parecen que tuvieran que estar en la lista… ¡Nos los podéis rebatir!

Publicado recientemente en Andro4all

Anuncios